domingo, 16 de agosto de 2009

FAMILIAS Y FAMILIAS, BENEFICIOS DE LA LECTURA

Según datos proporcionados por la Unesco, Japón tiene el primer lugar mundial con 91 por ciento de la población que han desarrollado el hábito de la lectura. En segundo lugar está Alemania con un 67 por ciento, seguido muy de cerca por los Estados Unidos con un 65 por ciento. Mientras que en México se calcula que únicamente el 2 por ciento de la población tiene el hábito de leer.


Más allá de los beneficios intelectuales, la lectura tiene una gran ventaja para quienes la practican en familia, basta mirar las caritas de los niños cuando sus padres les leen un cuento, esto sin duda es algo que se queda para siempre

.

¿Por qué será que algunas personas al hablar sobre la lectura suelen relacionarla únicamente a alguna actividad académica o meramente como un medio para mantenerse informados? Posiblemente sea porque desconocen las grandes ventajas que este hábito trae consigo y que su práctica beneficia a quién la ejerce, tanto en el campo intelectual, como en el social y personal.


La lectura es importante para el desarrollo intelectual de la persona pues si se practica en forma constante, mejora el manejo de las reglas gramaticales, lo que permite un mejor uso del lenguaje y la escritura. Desarrolla, como ninguna otra actividad, la imaginación y la creatividad, además de ser una incomparable fuente de cultura que aumenta la capacidad de memoria y de concentración.


La primera forma de lectura que se da en los niños más pequeños es, principalmente, a través de las imágenes. De ahí que los libros o cuentos infantiles en un principio están hechos de cartón o plástico, con una gran variedad de colores y con muchas imágenes y poca literatura.


Un niño que lee, en general es mas independiente intelectualmente que uno que sólo ve televisión. La televisión con sus imágenes, presenta una versión de la realidad, el libro, al no presentar imágenes, deja la mente libre para imaginar y sobre todo para cuestionar; despertartando la imaginación y creatividad que en la vida adulta lo ayudará a encarar los problemas con una mejor actitud, buscando varias alternativas para solucionarlos.


Dejar a los niños elegir el libro que les es más atractivo, fomenta en ellos un interés por la lectura. Pero definitivamente son sus propios padres, con el ejemplo, quienes más lo acercarán a este hábito, ya que el hijo de padres lectores por lo general se convierte en un buen lector.


La lectura en los niños los beneficia particularmente en su rendimiento escolar, ya que a un niño que posee éste hábito, le es más fácil y natural tomar un libro para estudiar o investigar que a aquel que no está acostumbrado a los libros.


La lectura despierta en ellos una enorme curiosidad que es fundamental para su aprendizaje, además lo ayuda a cometer menos errores ortográficos en sus trabajos. La lectura le da seguridad y por lo tanto se eleva su autoestima, un niño que lee se distingue de los demás por la facilidad que tiene para expresarse. Saber leer es un privilegio.


Quien quiere superarse personal y profesionalmente debe hacer de la lectura constante su mejor aliado. Además, una vez que se ejercita periódicamente, ésta pasa a ser parte de la vida del individuo en forma natural y se convierte en un hábito que una vez experimentado, difícilmente se puede dejar. La lectura es libertad, cultura y entretenimiento sin igual.


Proporciona a quien la practica un crecimiento personal como ninguna otra actividad. Más allá de los beneficios intelectuales, la lectura tiene una gran ventaja para quienes la practican en familia, basta mirar las caritas de los niños cuando sus padres les leen un cuento.


Esto sin duda es algo que se queda para siempre, pues es un tiempo único que se comparte con aquellos a quienes más queremos. La familia es pues, la encargada de propiciar un ambiente donde se goce de las lecturas y se compartan libros. Qué bueno sería dedicar por lo menos diez minutos diarios para fomentar este hábito en nuestra persona y en los que nos rodean.


Se puede optar por cualquier tipo de lectura, afortunadamente existen en el mercado de libros una infinidad de temas por los cuales optar: novelas, ensayos, literatura clásica, historias, poesía etc.


Además de los medios informativos como revistas y periódicos que permiten al lector mantenerse informado del mundo que vive.


No olvidemos que la lectura de buenos libros aumentará nuestra cultura y conocimiento, así como las habilidades de razonamiento, análisis y comprensión del niño, joven y adulto. Si queremos dar un buen regalo, obsequiemos un libro, éste perdurará a través del tiempo y será motivo para que se nos recuerde con afecto.



Fuente

http://www.elsiglodedurango.com.mx/noticia/222167.familias-y-familias-beneficios-de-la-lectura.html

Por: CLAUDIA SIMENTAL - 02 de ago de 2009.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Busca en mis blogs

Google+