sábado, 10 de diciembre de 2011

Los compañeros de banco influyen en el aprendizaje

Todos reconocemos la existencia de un “efecto compañero”, o sea la influencia que ejercen los otros niños sobre nuestros hijos. Esto hace más importante el trabajo que se pueda hacer, a nivel del colectivo de padres. “Para educar a un niño, hace falta toda la tribu” y en este artículo se analiza la influencia que ejercen los compañeros de banco.



Un informe revela que los niños de preescolar mejoran su lenguaje cuando están con compañeros más competentes.

Un reciente estudio de la Universidad de Ohio (EEUU) muestra que los niños de preescolar con limitadas habilidades lingüísticas mejoran más cuando se los ubica junto a estudiantes corrientes o avezados, mientras que agruparlos con alumnos con dificultades similares no les hace mejorar o, peor aun, los retrasa.

La directora del estudio, Laura Justice, profesora de Enseñanza y Aprendizaje en la Universidad Estatal de Ohio, comentó que los resultados tienen importancia en aquellos programas destinados a niños pobres, que pueden tener retrasos en el desarrollo de sus habilidades lingüísticas.

"Según el sistema de preescolar que tenemos en los EEUU, tendemos a agrupar a los niños que tienen dificultades en la misma aula, y eso no es bueno para su desarrollo". dijo Justice. "Debemos prestar más atención a la composición de las aulas de preescolar".

Justice condujo la investigación junto a Yaacov Petscher y Christopher Schatschneider de la Universidad de Florida, y Andrew Mashburn de la Universidad de Virginia. Sus resultados aparecerán en el próximo número de "Child Development".

El estudio involucró a 338 niños de 49 aulas de preescolar. Los resultados demostraron que aquellos niños con dificultades lingüísticas que eran ubicados en aulas con niños cuyas capacidades eran las habituales para la edad, mejoraban en un semestre. En cambio aquellos que eran ubicados junto a niños con las mismas dificultades, tendían a perder más terreno a lo largo del año escolar.

Los niños con habilidades normales o superiores no sufrieron ningún retraso por compartir el tiempo con compañeros con dificultades.

El estudio no explica cómo actúan los pares a la hora de mejorar las habilidades lingüísticas de los niños de preescolar con dificultades, comenta Justice. Puede ser por interacción directa entre los niños, o puede involucrar las expectativas de las maestras, o su eficacia, dependiendo de la composición de las clases.

Pero los resultados sugieren que agrupar a los niños con problemas no es una buena respuesta. "Si realmente queremos sacar a estos niños de la pobreza, y hacerlo en el preescolar, debemos reconsiderar el modo en que educamos", concluyó Justice.
El estudio fue financiado por el Instituto de Ciencias de la Educación y el Departamento de Educación de los EEUU.


Autor
Diego Sanchez
Fuente: Sintesis educativa

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Busca en mis blogs

Google+