sábado, 24 de enero de 2009

El currículum del hogar

Los patrones identificables de la vida familiar contribuyen a desarrollar la habilidad del niño para aprender en el centro escolar.

Resultados de la Investigación

La investigación sobre el “currículum del hogar” ha identificado patrones específicos de la vida familiar que se corresponden con el éxito del niño en el aprendizaje académico. En concreto, los estudios han relacionado positivamente ciertas prácticas familiares con el aprendizaje del niño. Estas prácticas familiares se mencionan a continuación bajo tres rótulos, que serán tratados cada uno de ellos en secciones posteriores de esta guía.

La relación padres-hijos:
1. Conversaciones diarias sobre hechos cotidianos.
2. Expresiones de afecto.
3. Comentarios en familia sobre libros, noticias del periódico, revistas, programas de
televisión.
4. Visitas en familia o con miembros de la familia a bibliotecas, museos, zoos, lugares
históricos, actividades culturales.
5. Estímulo para emplear nuevas palabras y para ampliar el vocabulario.

Rutinas de la vida familiar:
1. Marcar un tiempo de estudio en casa.
2. Rutinas diarias que incluyen tiempo para comer, dormir, jugar, trabajar, estudiar y leer.
3. Tener un lugar tranquilo para estudiar y leer.
4. Interés de la familia en hobbies, juegos, y actividades con valor educativo.

Expectativas familiares y Control
1. Dar prioridad al trabajo escolar y a la lectura sobre ver televisión y actividades de ocio.
2. Expectativas de puntualidad.
3. Expectativas de los padres de que los hijos harán las cosas lo mejor que puedan.
4. Preocupación por el uso correcto y apropiado del lenguaje.
5. Control de los padres sobre el grupo de amigos de sus hijos.
6. Control y análisis de los programas de televisión junto a los hijos.
7. Conocimiento de los padres de los progresos del hijo en la escuela y de su crecimiento personal.

Aplicación:

Cuando un niño llega al centro escolar preparado en actitud, hábito y habilidad para aprovechar al máximo la instrucción del profesor, la eficacia del propio profesor incrementa. Dado que sabemos que los niños aprenden mejor cuando el ambiente del hogar promueve los patrones de vida familiar señalados arriba, esto ha de animar a la escuela a ayudar a los padres
a crear un “currículum del hogar” positivo. Resulta estimulante comprobar que las prácticas familiares incluidas en el “currículum del hogar” son posibles en casi todos los hogares, con independencia del nivel educativo de los padres o de su estatus socioeconómico.



Extraído de
ACADEMIA INTERNACIONAL DE EDUCACIÓN OFICINA INTERNACIONAL DE EDUCACIÓN
SERIE DE PRÁCTICAS EDUCATIVAS
Familias y centros escolares
Sam Redding

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Busca en mis blogs

Google+